Crianza en brazos

Tus brazos son mi casa, mi hogar, mi transporte. Tus brazos me acunan, me contienen. Tus brazos son mi casa. Desde ellos puedo ver la vida, me acercan a tus ojos, que me brindan esa mirada de amor infinito. Aún soy muy pequeño, no entiendo siquiera el ritmo de este mundo nuevo en el que todos tienen prisa, pero en tus brazos encuentro la paz. Mamá no me apuras, no me pides que me siente, gatee, camine antes de mi tiempo, te acomodas a mi como un ángel con paciencia infinita. Me tomas en tus brazos, desde que salí del paraíso, me llevas a todas partes acunado por tu calor, algunas veces una tela nos envuelve y vuelvo a creer que somos uno, y duermo profundamente. Ahora que estoy creciendo, no me exiges que viaje lejos tuyo, seguimos disfrutando este universo de caricias y miradas, perfumes y sabor leche dulce de tu pecho siempre disponible. Haces oídos sordos a quienes nos miran extraño, a quienes sentencian que debo caminar o que voy muy lento, y simplemente si me canso o te extrañó, me tomas en tus brazos y el mundo se detiene. Amo tus brazos, amo tu mirada, tu leche tibia que creas sólo para mi…. tus brazos son mi casa…y se que lo serán siempre, siempre podré volver a ese lugar seguro que es envolverme en tu abrazo. Para mi pequeña Catalina, te amo hija. Lic. Carolina Mora, psicóloga

10402978_861450290578618_736498736791870195_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s